Skip to content

Un seguridad de Agora Mall

En un incidente sensacional, un guardia de seguridad del Agora Mall atacó a un niño por motivos personales y tuvo una discusión violenta con él. Según testigos, el altercado entre los menores y el personal de seguridad incluyó un intercambio de insultos, pero la situación se agravó cuando los adultos agredieron físicamente a los niños.

Lo más sorprendente fue que cuando la policía llegó al lugar, los jefes de seguridad no sólo trasladaron a los atacantes a una zona más apartada, sino que también mostraron una falta de cooperación con las autoridades, lo que generó dudas sobre la imparcialidad de la investigación policial.

Además, el supervisor de seguridad estuvo involucrado en otro aspecto de este desafortunado incidente, es decir, faltarle el respeto a los testigos presentes, lo que exacerbó la situación y generó dudas sobre la cultura laboral y la capacitación del personal de seguridad de Agora Mall.

La víctima, el niño agredido, merece justicia, y la sociedad exige una respuesta contundente ante estas acciones. La necesidad de una investigación exhaustiva por parte de las autoridades y la dirección de Agora Mall es imperativa para asegurar la transparencia y la rendición de cuentas en este caso.

Este incidente subraya la importancia de la responsabilidad y la formación adecuada en el personal de seguridad, así como la necesidad de una respuesta efectiva por parte de la administración y las autoridades pertinentes para garantizar que eventos similares no vuelvan a ocurrir en espacios públicos.

VER VIDEO