Skip to content

Un estudiante del Centro Educativo Pedro Poveda

Representantes y docentes del Centro Educativo Pedro Poveda de Santo Domingo Este en las América, están consternados por un incidente ocurrido este miércoles en el que un estudiante agredió brutalmente a uno de sus compañeros.

El incidente estalló luego de que una maestra supuestamente denunciara que alguien bebió de una botella de agua en la que contrajo el virus de la gripe y la "enfrió", según la madre de Yaniris López, el joven que fue agredido.

El relato de la madre muestra que la maestra les dijo a los estudiantes que les habían bebido agua mientras ella no estaba en el baño.

Según López, su hijo, de nombre R.E.D.L., respaldó la posición de la maestra, lo que provocó la furia de otro estudiante apodado “El Mello”, quien respondió violentamente al agredir al estudiante de iniciales citadas, propinándole puñetazos en el rostro hasta dejarlo inconsciente.

A pesar de que la maestra no pudo identificar al responsable de beberse el agua, la madre del joven agredido sostiene que “El Mello” había dirigido insultos y expresiones ofensivas a R.E. antes del ataque. Luego, el agresor ingresó al aula de su hijo, sujetándolo de los brazos y dándole “galletas” repetidamente en la cara.

Vi a la profesora enojada y le pregunté ¿Qué tenía? Ella me dijo que se le habían bebido un agua que ella había dejado cuando fue al baño y el que se la bebió se le va a pegar la gripe y un catarro malo que ella tenía”, establece un fragmento de la denuncia.

La madre de Ricky, visiblemente angustiada, denunció en un video enviado a la redacción de La Prensa RD que, a pesar de la grave lesión facial de su hijo y de su incapacidad para abrir uno de sus ojos, el centro educativo no permitió su traslado a un hospital para recibir atención médica.

Esta decisión generó la indignación de la madre, quien responsabilizó al personal del centro educativo de cualquier consecuencia negativa que pueda sufrir su hijo.

“Vine hace como una hora para llevarlo al médico y no me quieren dejar que lo lleve al hospital, miren como está el niño que no me abre el ojo”, dijo.

Este lamentable episodio pone de manifiesto la importancia de abordar adecuadamente situaciones conflictivas en entornos educativos y destaca la necesidad de medidas efectivas para garantizar la seguridad y el bienestar de los estudiantes.

MIRE EL VIDEO

ENLACE A LA FOTO FUERTE