Skip to content

Rafael Reyes Tiburcio

El miércoles, Rafael Reyes Tiburcio acudió a la Policía Nacional Noreste para exigir la detención de su propio hijo, Miguel Hernández, de quien, según dijo, los continuos robos han dejado a familias y vecinos con ansiedad.

Reyes Tiburcio se avergüenza de admitir que él, su hermana y sus vecinos fueron víctimas de los crímenes que cometió su hijo en San Francisco de Macorís.

Miguel Hernández había estado detenido anteriormente en el antiguo fuerte durante siete meses, pero su condición empeoró durante ese tiempo, según su padre.

Explicó que en el penal existía un punto de venta de drogas, lo que agravó la drogadicción de su hijo y lo llevó a cometer múltiples robos para mantener el consumo tras su liberación.

La solicitud de Rafael Reyes Tiburcio incluye que su hijo sea apresado en el Centro de Corrección y Rehabilitación Vista al Valle conocida como “Los Azulitos”, expresó temor de que los delitos cometidos por Miguel puedan poner en peligro su vida.

Rafael Reyes Tiburcio
Rafael Reyes Tiburcio

MIRE EL VIDEO