Saltar al contenido

Jennifer Ramírez

19 de marzo de 2024

Jennifer Ramírez, esposa del recluso Wimelki Rivera, teme que su pareja haya muerto en el incendio que afectó partes del penal La Victoria y dice que no esperará a que le entreguen el cuerpo para darle cristiana sepultura y abandonará este lugar.

Rivera, de 39 años, lleva siete meses internado en el centro y se encuentra alojado en la Celda N° 5, según el testimonio de la mujer.

«Me llamó por cámara y me estaba asfixiando por el fuego», dijo Ramírez, visiblemente afectado.

Dijo que algunos amigos en común que también estaban en prisión le dijeron que su esposo murió en el accidente.

«Tenía a sus amigos allí y me llamaron para decirme que estaba muerto en su celda», dijo entre lágrimas.

Señaló que estuvo esperando en la cárcel desde tempranas horas de la mañana el cuerpo de su pareja, y que las autoridades la habían dejado entrar para informarle sobre el estado de Rivera, pero que aún no había recibido confirmación oficial.

«No me iré de aquí sin el cuerpo de mi marido», explicó.

Más temprano, la Fiscalía General de la Nación informó que el número de reclusos fallecidos en el incendio ascendió a 11.

La dependencia explicó a través de un comunicado que se encontraban realizando búsquedas en las zonas afectadas para descartar la presencia de otras víctimas.

400 presos trasladados a La Vega y SFM

Unos 400 reclusos fueron trasladados a otras prisiones y los bomberos luchaban contra el incendio. Fueron llevados bajo estrictas medidas de seguridad.

Así lo informó la Dirección General de Prisiones y Servicios Correccionales (DGSPC).

De ellos, 300 fueron enviados al Centro de Rehabilitación Correccional El Pinito, en la provincia de La Vega, y 100 al centro penitenciario Vista al Valle, en San Francisco de Macorís, provincia de Duarte.

Inacif identifica tres cadáveres

Jennifer Ramírez
Jennifer Ramírez
Jennifer Ramírez