Skip to content

Estrategias y consejos para invertir en bienes raíces

Invertir en bienes raíces. Las bajas tasas de interés actuales están enviando a más y más inversores a buscar una inversión que valga la pena. Rápidamente se encuentran con los bienes raíces como una inversión que vale la pena, porque la confianza en las propiedades no se rompe. 

Sin embargo, muchos inversores que quieren invertir dinero en bienes raíces no saben exactamente cómo empezar. 

El hecho de que existan otras opciones de inversión además de la compra directa no facilita la decisión. Pero no importa qué forma de inversión elija, se recomienda una planificación cuidadosa y una buena estrategia de inversión. 

Le explicamos qué formas de inversión puede utilizar para invertir en bienes inmuebles, a qué debe prestar atención y qué alternativas a la compra de una vivienda deben conocer los inversores. 

¿Por qué debería invertir en bienes raíces? 

Si bien los depósitos a plazo fijo y las cuentas de ahorro fueron los medios elegidos para la acumulación de riqueza durante mucho tiempo, estas inversiones financieras clásicas ya no tienen una importancia práctica para la preservación de la riqueza, y mucho menos para la acumulación de riqueza, debido a las tasas de interés persistentemente bajas. 

Si desea aumentar su dinero, y al menos compensar la inflación, debe buscar oportunidades de inversión alternativas 

Existen numerosas alternativas a la cuenta de ahorros: donde pierden otras inversiones, ganan los bienes inmuebles, que sigue siendo una inversión popular. Invertir en activos tangibles, como bienes inmuebles, sigue dando a los inversores una buena sensación de seguridad. 

Comprar su propia propiedad también ofrece una variedad de usos: vivir en él sin pagar alquiler o alquilarlo. La protección contra la inflación, el aumento de valor y las ventajas fiscales también hablan del hecho de que tiene sentido invertir en bienes inmuebles. 

Las ventajas de las inversiones inmobiliarias resumidas:   

  • Inversión tangible con valor concreto.
  • Estabilidad y aumento de valor.
  • Rentabilidades atractivas en comparación con cuentas de ahorro o depósitos a plazo.
  • Inversión a prueba de inflación.
  • Bajos tipos de interés para la financiación de la compra de inmuebles.

¿Cómo y en qué propiedades pueden invertir los inversores? 

Cualquiera que piense en inversiones inmobiliarias a menudo lo asocia directamente con la compra de una casa o apartamento. 

Pero no siempre tiene que ser el paso para ser dueño de su propia casa, porque los bienes raíces son una amplia clase de activos con diferentes oportunidades de inversión para los inversionistas. Se hace una distinción básica entre inversiones inmobiliarias directas e indirectas

Con una inversión directa, usted como inversor compra una casa o un apartamento y utiliza la propiedad para alquilarla o para vivir en ella. Con las inversiones inmobiliarias indirectas, puede invertir su dinero en fondos inmobiliarios, acciones inmobiliarias, ETF inmobiliarios o inversiones inmobiliarias digitales. 

Qué tipo de inversión inmobiliaria le conviene más depende de varios factores. Además de su actitud personal, esto también incluye el objetivo de su inversión, su voluntad individual de asumir riesgos, el patrimonio existente y también las condiciones de vida individuales. 

Para saber cómo y en qué bienes inmuebles desea invertir, vale la pena primero tener una descripción general de las diversas opciones. Porque los bienes raíces ofrecen la clara ventaja de que, debido a la gran cantidad de oportunidades de inversión, cada inversor puede encontrar la inversión adecuada para sí mismo.

‍Alquiler u ocupación por el propietario: invierte en tu propia propiedad 

Si decide comprar cuando invierte en bienes raíces, puede usar la casa o el apartamento para alquilar o vivir en él sin pagar alquiler. 

Dado que las demandas sobre la propiedad también difieren según el uso que se le dé, lo ideal es que los inversores consideren de antemano si quieren usar la propiedad como una inversión de capital para beneficiarse de los ingresos por alquiler como retorno. 

Como alternativa, muchas personas también optan por la vía del uso personal para comprar el inmueble como pensión de jubilación. 

Pero también hay diferentes formas: puede comprar y alquilar la propiedad y no vivir en ella, o puede alquilar la propiedad durante unos años y luego vivir allí cuando se jubile. Independientemente de lo que decida, los inversores deben ser conscientes de que comprar, y posiblemente alquilar, su propia propiedad implica altos costos y mucho tiempo. 

Invierta en bienes inmuebles en bolsa con acciones inmobiliarias

En lugar de comprar una propiedad directamente, como inversor también puede invertir en bienes inmuebles a través de la bolsa de valores. 

Esto funciona, por ejemplo, sobre acciones inmobiliarias, ETF inmobiliarios y REIT. Con acciones de bienes raíces o ETF, usted compra acciones en compañías activas en la industria de bienes raíces. Así que no invierte su dinero directamente en una propiedad específica. 

Las inversiones en la bolsa de valores a veces están sujetas a fluctuaciones significativas en el valor en comparación con la compra de bienes raíces. Además, las acciones también ofrecen un mayor riesgo y, por lo tanto, no son una alternativa sensata para todos los inversores. 

Fondos inmobiliarios abiertos y cerrados

Los fondos inmobiliarios también se encuentran entre las inversiones inmobiliarias indirectas. Básicamente, con esta forma de inversión se hace una distinción entre fondos inmobiliarios abiertos y cerrados, que funcionan de forma algo diferente. Los fondos inmobiliarios abiertos son fondos de inversión en los que los inversores pueden depositar dinero, que luego se utiliza para comprar múltiples propiedades. 

Estos fondos a menudo invierten en diferentes ciudades, regiones y países e incluyen edificios de oficinas, almacenes o centros logísticos. El capital de inversión del fondo está gestionado por un gestor de fondos y los inversores son libres de decidir cuánto quieren invertir. Las acciones pueden ser aumentadas o vendidas en cualquier momento. 

Los fondos inmobiliarios cerrados, por su parte, tienen como objetivo financiar un proyecto inmobiliario. Una vez que el administrador del fondo ha recaudado la suma requerida con la ayuda de los inversores, el fondo se cierra. Con los fondos inmobiliarios cerrados, los inversores no tienen acceso a sus acciones y deben esperar hasta que el fondo haya cerrado antes de realizar cambios. 

Inversión 2.0: invierta en bienes raíces con inversiones inmobiliarias digitales

Además de comprar bienes inmuebles e invertir en acciones inmobiliarias, fondos inmobiliarios y REIT, existe una tercera forma para que los inversores inviertan dinero en bienes inmuebles. Con las inversiones inmobiliarias digitales, los inversores pueden participar en atractivos proyectos inmobiliarios con montos reducidos. 

Fundamental para esto es la idea del Crowdfunding en bienes raíces. Un proyecto se financia e implementa con el apoyo de un gran número de inversores. 

A diferencia de otras formas de inversión, estas inversiones inmobiliarias son sencillas y digitales. Los inversores pueden encontrar amplia información sobre las propiedades de inversión y proyectos y así decidir cuánto dinero quieren invertir en qué proyecto. 

Invertir correctamente en bienes raíces: eso es lo que importa 

La decisión de invertir en bienes raíces debe estar bien pensada, especialmente si desea comprar una casa o un apartamento usted mismo. 

Se deben tener en cuenta varios criterios al seleccionar la propiedad de inversión adecuada. Además de la ubicación, el valor y el precio de compra de la propiedad, la cantidad de financiamiento requerida también determina en qué propiedades se debe invertir. 

Para que la inversión de capital rinda frutos a largo plazo, vale la pena echar un vistazo de cerca a la propiedad. La consideración de unos sencillos consejos de inversión puede ayudar a invertir en bienes raíces con éxito a largo plazo. 

Consejos para invertir con éxito en bienes raíces 

Elaborar un plan

Con un plan bien pensado, puede establecer el objetivo de su inversión de capital y desarrollar una estrategia para su inversión inmobiliaria. También es importante considerar cuánto dinero puede y quiere invertir. Especialmente cuando desea comprar una casa o un apartamento, el capital juega un papel importante. 

Verifique la ubicación y la ubicación

La ubicación es un factor importante para una propiedad, especialmente cuando se alquila. Por lo tanto, los posibles inversores inmobiliarios definitivamente deberían observar de cerca la ubicación real y otros criterios, como la infraestructura, las conexiones de transporte y las inmediaciones. 

Calcular costos

Los costos de comprar una propiedad van mucho más allá del precio de compra real. Por lo tanto, es mejor calcular directamente los costos de compra auxiliares típicos para el notario, la inscripción en el registro de la propiedad y la comisión del corredor y comparar los costos totales con su presupuesto. Como regla general, los costos adicionales representan al menos el 10 por ciento del precio de compra. 

Condición y estructura

Para que la compra de bienes inmuebles no se convierta en una trampa de costos, vale la pena verificar la propiedad en términos de su condición externa y la estructura del edificio. Si hay defectos, como las grietas en la mampostería, por ejemplo, pueden ocasionar reparaciones costosas y daños mayores. En caso de duda, debe llevar a un experto con usted. 

Tome una visión realista del rendimiento

El rendimiento esperado de una propiedad básicamente se puede calcular por adelantado, pero la ganancia puede resultar diferente en la realidad. 

Cuando se trata de alquilar, la rentabilidad depende en gran medida de que la casa o el apartamento se alquilen siempre y que los inquilinos paguen el alquiler regularmente sin mora. De no ser así, la rentabilidad por vacantes o impagos puede ser bastante inferior. 

Conocer y evaluar los riesgos

En el peor de los casos, poseer y alquilar una propiedad puede generar costos inesperados. Incluso si los ingresos por alquiler parecen tentadores al principio, los inversores deben ser conscientes de que también implican tiempo y dinero. Por lo tanto, un colchón financiero es importante para poder cubrir gastos inesperados.

Diferentes estrategias de inversión para invertir en bienes raíces

Para invertir correctamente y con éxito en bienes raíces, necesita la estrategia de inversión inmobiliaria correcta. Se distingue esencialmente entre tres estrategias: 

  • Comprar y retener.
  • Arreglar y vender.

La inversión inmobiliaria sin capital suele figurar como la cuarta estrategia cuasi no oficial. El objetivo es mostrar formas en las que los inversores sin capital todavía pueden comprar su propia propiedad. La estrategia de inversión más adecuada para su inversión inmobiliaria depende de varios factores. 

Además del capital disponible, esto incluye sobre todo los objetivos de su inversión. Antes de decidirse a invertir en bienes raíces, tiene sentido analizar más de cerca las estrategias individuales. 

Comprar y mantener: comprar y mantener

La estrategia de comprar y mantener se trata de comprar una propiedad y utilizarla para alquilar durante el mayor tiempo posible. Un criterio importante en esta estrategia es una propiedad en una buena ubicación, porque esta es la única manera de beneficiarse de un aumento en el valor a largo plazo. Idealmente, el valor del apartamento o casa seguirá aumentando de año en año. Esto no solo permite ingresos de alquiler regulares, sino también una venta rentable después de muchos años. 

Restaurar y vender

Otro enfoque para invertir en bienes raíces es la estrategia de arreglar y vender. Usted compra propiedades que necesitan renovación y aumenta su valor a través de diversas medidas de modernización y renovación. El aumento de valor asociado permite a los inversores beneficiarse de una rentabilidad alta, pero a corto plazo. 

Las ventajas y desventajas

La decisión de invertir debe ser bien pensada, esto también se aplica a las inversiones inmobiliarias y en especial a la compra de una propiedad propia. Para encontrar una respuesta a la pregunta de si vale la pena invertir en bienes raíces, hemos reunido las ventajas y desventajas para usted:

Ventajas

  • Los bienes raíces son un activo estable.
  • Aumento de valor a largo plazo en una buena ubicación.
  • Ingresos de alquiler actuales.
  • Los propietarios se benefician de los aumentos de alquiler.
  • Beneficios fiscales.
  • Su propia casa o departamento puede servir como garantía para el préstamo. 

Desventajas

  • Carga financiera a largo plazo de la financiación.
  • Posible pérdida de renta por desocupación o conflictos con inquilinos.
  • Gastos administrativos de alquiler y mantenimiento. 
  • Alto precio de compra más costos de compra adicionales. 
  • Menos flexibilidad que otras inversiones.

¿Es seguro invertir en bienes raíces?

Como activos tangibles, los bienes raíces son generalmente una de las formas de inversión más seguras. Sin embargo, invertir todo el dinero en una sola propiedad también implica cierta concentración de riesgo. Sin embargo, al evaluar el riesgo, se debe diferenciar entre las diversas formas de inversión. En general, una inversión en bolsa a través de acciones inmobiliarias está asociada a un riesgo ligeramente superior. 

Los ETF inmobiliarios, por otro lado, muestran automáticamente una cierta diversificación, ya que se incluyen diferentes acciones en el índice. Antes de decidirse a invertir en bienes raíces, idealmente debería comparar los riesgos de las diversas opciones de inversión. 

¿Cómo empiezo a invertir en bienes raíces? 

Si desea invertir su dinero en bienes raíces, primero debe obtener una descripción general de las diversas opciones de inversión y averiguar cuál de ellas se adapta mejor a sus objetivos de inversión. Dado que esto es a menudo difícil para los principiantes en particular, también puede obtener ayuda profesional de expertos o información en la literatura especializada relevante.

Básicamente, no hay un momento único para invertir adecuadamente en bienes raíces. Los inversores interesados ​​que se hayan informado y conozcan su objetivo de inversión pueden simplemente comenzar. A diferencia de comprar una propiedad, comenzar con las inversiones inmobiliarias digitales es aún más fácil, ya que toda la información está disponible de forma transparente. 

¿Puedo invertir en bienes raíces con poco capital?

En principio, también se puede invertir en inmuebles con poco patrimonio. Sin embargo, es mucho más difícil encontrar financiación cuando se compran bienes raíces sin capital. 

Cualquier persona a la que su banco no le ofrezca la financiación total de la propiedad, o decida no comprar la propiedad, aún puede beneficiarse del mercado inmobiliario con inversiones inmobiliarias digitales, incluso sin mucho capital. Con el crowdfunding en bienes raíces, las inversiones de pequeñas cantidades a menudo son posibles sin tener que renunciar a un buen rendimiento.