Skip to content

Cristina Merejildo

Una vecina reveló ante la prensa local, que el pasado mes de diciembre de 2023, coincidió en un lugar con el pequeño de ocho años de edad, cuya vida fue truncada por los maltratos y t#rturas de los cuales era víctima de parte de su propia tía en su casa.

La mujer en cuestión, quien se identificó como Cristina Merejildo, trató de contener el llanto para narrar lo que sucedió el día en que encontró al hoy difunto, justo cuando él acudía a un pequeño mercado en una calle en Verón, Punta Cana.

Relató que el niño vestía un abrigo y un gorro y caminaba con la cabeza hacia abajo. Dijo que una banquera le sugirió que persiguiera al infante, al cual era primera vez que Cristina veía.

“Yo cojo atrás del niño y dejo que él llegue al mercadito. No le dejo saber que lo estoy persiguiendo… Él llega primero que yo me le paro atrás”, confesó Cristina.

Inmediatamente, la mujer se percató de que el pequeño no estaba bien, pues de su cabeza estaba derramando sangre. Es por ello que la mujer le levantó el gorro y el menor, nervioso, le contestó que no tenía nada, que se había tratado de un juego con sus amiguitos.

Pero, eso no es todo, ya que la mujer también recuerda haber visto marcas en el cuello de la víctima, y como esta no quería revelarle ninguna información sobre lo que le sucedía, ella optó por perseguirlo hasta donde este hacía vida.

Sin embargo, tristemente, todo quedó allí y la mujer no pudo hacer nada por algo que “la cegó”. Luego de enterarse de lo ocurrido con el pequeño, ella afirma sentirse muy mal, ya que pudo haber evitado esta tragedia.

Recordemos que el pequeño perdió la vida por los horrendos actos de t#rtura que recibió de parte de su tía, Carmen Jiménez, quien le causó 147 heridas, le realizó mutil#aciones, vi#lación s#xual y hasta le extrajo varios dientes con la posible participación en estas acciones, de su supuesta pareja, identificado como Gonzalo Valencio Rojas.

El escalofriante crimen fue descubierto en la noche del sábado 13 de enero, cuando Carmen y Gonzalo llevaron sin signos vitales el cuerpecito malogrado de la criatura hasta el Hospital de Verón.

Cristina Merejildo
Cristina Merejildo

MIRE LOS VIDEOS